saldar deudas rapido

5 Estrategias para saldar tus deudas rápido

Cualquier deuda de intereses altos es perjudicial en tu éxito financiero y bienestar general. Las tasas de interés y cargos pueden destruir tu habilidad para administrar flujos de efectivo mensuales y evitar que cumplas tus metas financieras más importantes. Además, investigaciones han mostrado que tener deudas puede generar numerosos problemas de salud.

Si actualmente tienes una deuda y eliges realizar pagos mensuales mínimos, pagaras intereses por años. La mejor solución es abordar tu deuda con urgencia, asignando el 100% de tus esfuerzos y recursos a la eliminar la pesada carga de la deuda de tu vida.

Espero que las soluciones descritas en este articulo te proporcionen alguna orientación para tu trayecto. Ten en cuenta el tipo más común de deuda es la de tarjetas de crédito, pero las recomendaciones en este articulo aplican también a cualquier forma de deuda de alto interés.

  • Evita acrecentar tu deuda:

Una vez que hayas tomado la decisión de saldar tu deuda evita que está se haga más grande u obtener otros créditos de manera simultanea. Si estás acostumbrado a usar tu tarjeta de crédito para realizar todas tus compras procura cargar únicamente efectivo contigo y gastar únicamente hasta donde tu liquidez lo permita.

  • Consolida o transfiere tu deuda:

Existen muchas compañías especializadas en la consolidación de pagos. Usualmente te permiten saldar tu deuda ofreciéndote un crédito de interés menor y con plazo de pago mayor. De igual forma, algunas de ellas fungen como mediadoras entre tú y tu banco y buscan negociar reducciones en tu deuda inicial. Es importante que si decides consolidar tu deuda elijas una empresa confiable y no termines pagan una deuda aún mayor, pon mucha atención en las condiciones que ofrecen.

Puedes también de forma individual buscar trasferir tu deuda a una compañía crediticia que ofrezca tasas de interés menores.

  • Negocia mejores intereses:

Si tienes un buen historial como cliente es posible que tu compañía de banco acceda a negociar tu tasa de interés. Si mencionas que estás pensando transferir tu balance a una tarjeta con una mejor tasa es posible que tu banco acceda a ofrecerte las mismas tasas con tal de no perderte como cliente.

  • Solicita una reducción en tu crédito:

Si tienes un buen historial crediticio, has sido un cliente del mismo banco por años y tienes situaciones extenuantes que te impiden saldar el total de tu deuda es posible que tu banco esté dispuesto a negociar una reducción en tu crédito, puedes realizar tu solicitud y valorar las opciones que tu banco te ofrezca.

  • Gasta de manera responsable:

Esta es la última de las recomendaciones, posiblemente la más obvia pero la más importante. Evita adquirir deudas que no crees poder pagar y consumir más de lo que tus posibilidades te permiten. Es de vital importancia mantener una buena organización financiera para evitar que tus deudas sobrepasen tus capacidades de pago. De igual forma una vez adquirida una deuda, mantener un consumo responsable es vital para ahorrar y lograr saldar tus deudas con la prontitud necesaria.

Todos tenemos algún tipo de deuda pero es necesario saldarlas de manera oportuna para evitar abrumarse y que las deudas lleguen a convertirse en un problema mayor y salgan de nuestro control.
Si bien un crédito es una herramienta muy útil, es también de vital importancia solicitarlos de manera responsable, tener una buena organización financiera y prever tus posibilidades de saldarlo, así no cargarás con problemas extras y tus créditos serán una ayuda y no una carga en tu vida y hasta en tu salud.