Prestamos personales rapidos

Préstamos personales rápidos: la guía completa

Un préstamo personal rápido puede ser la clave para hacer que tus sueños financieros se cumplan más rápido de lo esperado. Sin embargo, antes de pedir un préstamo personal te conviene saber más acerca de cómo funcionan y para qué puedes usarlos. Debes saber que un préstamo personal tiene ventajas como una tasa de interés fija, plazos fijos y pagos mensuales que te ayudan a administrar mejor tu dinero.

Tiene que entender que este tipo de préstamo te ahorrará dinero pagado en las tasas de interés, ya que puedes pedir prestado más. Tomar un préstamo personal es una manera inteligente de pedir prestado para compras como un auto nuevo, vacaciones o una remodelación en casa.

Para ello es importante saber cómo funciona un préstamo personal rápido y en esta guía descubriremos lo siguiente:

  • ¿Qué es un préstamo personal?
  • ¿Cuándo puede ser una buena idea pedir un préstamo personal?
  • ¿Cómo encontrar el préstamo con la tasa de interés más baja en México?
  • ¿Por qué no puedo obtener un crédito personal y cómo mejorar mi historial crediticio?
  • ¿Cómo aplicar para un préstamo personal?
  • ¿Qué pasa si niegan mi aplicación para un préstamo personal?

1.¿QUÉ ES UN PRÉSTAMO PERSONAL?

En cualquier instancia, un préstamo es crédito de dinero que presta un individuo u organización a otro individuo u organización. Para hacer esta transacción, la entidad que presta el dinero cobra una tasa de interés y se fija para el que pide el crédito una fecha de repago.

Los préstamos suelen dividirse en dos tipos: garantizados y no garantizados.

Los préstamos garantizados son aquellos donde el prestatario deja un bien como garantía del dinero obtenido. El bien puede ser una casa – es el caso de un préstamo hipotecario – o bien un coche. Esto quiere decir que si él que pidió el préstamo no cumple con sus pagos, el banco o entidad financiera podrá tomar el bien dejado en garantía y así cobrar lo que se debe.

Un préstamo no garantizado se otorga basado en la confianza en tu historial crediticio y tu capacidad de pago. Es el caso de la mayoría de las tarjetas de crédito y también de los préstamos personales rápidos. Si la persona que pidió el préstamo deja de pagar, la institución no tiene un bien con el cual recuperar su dinero, por ello es que este tipo de crédito suele tener una tasa de interés más alta.

Un préstamo personal se da basado en tus ingresos y tiene un plazo de pago fijo y pagos mensuales que deben realizarse hasta cubrir el total del monto del crédito.

2. ¿CUÁNDO PUEDE SER UNA BUENA IDEA PEDIR UN PRÉSTAMO PERSONAL?

Hay una serie de circunstancias donde recurrir a un préstamo personal puede ser una buena idea. Empezando porque un préstamo personal rápido no está etiquetado, es decir a diferencia de un crédito hipotecario para una casa o de un crédito automotriz que tienes que usar para comprar un coche, en este caso puedes usar tu dinero para lo que necesites en este momento.

Sin olvidarte de que los préstamos personales tienen mayor tasa de interés por el riesgo que suponen, te presentamos algunas metas para las cuales pueden ser buena solución:

  • Para consolidar deuda: si tienes deudas en varias tarjetas de crédito, de seguro te está comiendo la tasa de interés de la misma, es mejor pedir un préstamo personal y solamente hacer tus pagos sobre este crédito.
  • Para una compra grande: aquí la clave es comparar. Espérate para hacer la compra, pregunta qué crédito te da el vendedor y compara su tasa de interés con un préstamo personal para ver por cuál decidirte. Eso aplica especialmente para eventos costosos como fiestas o una boda por ejemplo donde tienes varios proveedores.
  • Para mejorar tu historial crediticio: si hasta ahora solo tienes deuda en tarjetas de crédito, tener otro tipo de préstamo como uno personal puede jugar en tu favor. Por otro lado, te permite no atrasarte en tus pagos de tarjeta y dar mejor cumplimiento afectando positivamente tu historial.

3. ¿CÓMO ENCONTRAR EL PRÉSTAMO CON LA TASA DE INTERÉS MÁS BAJA EN MÉXICO?

Puede ser complejo encontrar un buen préstamo personal rápido con una tasa de interés baja en México en especial si no cuentas con un historial crediticio o no tienes aval, pero con el tiempo han surgido nuevas opciones a las cuales puedes recurrir.

Una de la ellas, son las cajas de ahorro como la Caja Popular Mexicana, que existen desde hace tiempo y que a través de ciertos requisitos te permiten acceder a un crédito muchas veces a mejor tasa que los bancos. Aunque para ello es importante siempre tomar en cuenta el porcentaje del CAT y los términos del préstamo.

Con internet se han abierto también nuevas posibilidades de préstamos personales rápidos en línea ya sea desde una institución, pero también con modalidades como el préstamo de persona a persona:

  • Prestadero: un sistema de préstamo entre particulares con tasas de alrededor de 8.9% y diferentes plazos de pago.
  • Doopla: otra plataforma que combina técnicas de crowdfunding o financiamiento colectivo con P2P o préstamo de persona a persona.
  • Top Créditos: otro tipo de plataforma que te permite comparar opciones de préstamos personales desde tu computadora.

4. ¿POR QUÉ NO PUEDO OBTENER UN CRÉDITO PERSONAL Y CÓMO MEJORAR MI HISTORIAL CREDITICIO?

Existen varias razones por la que se nos puede complicar obtener un préstamo personal, ya sea porque nunca hemos pedido uno y entonces no tenemos historial crediticio o por qué hemos tenido faltas de pago en algún crédito anterior.

Si tu problema es que nunca has tenido crédito antes, es importante que vayas construyendo tu historial crediticio con ciertas acciones. Puedes empezar por pedir una tarjeta de crédito o un préstamo pequeño.

Lo más importante para tener un buen historial crediticio o mejorar el que tienes son los buenos hábitos:

  • Paga todos los meses el 100% de lo que debes.
  • No utilices tus tarjetas hasta el límite de tu crédito.
  • Evita tener demasiados préstamos o líneas de crédito al mismo tiempo.
  • Una vez que tengas una cuenta intenta mantenerla abierta por el máximo tiempo posible.

5. ¿CÓMO APLICAR PARA UN PRÉSTAMO PERSONAL?

Existen varias instancias a las cuales puedes recurrir en caso de necesitar un préstamo personal:

  • Bancos locales: puedes hacer tu investigación en línea para comparar tasas de interés y luego acudir. En la mayoría de los bancos te pedirán que tengas una cuenta con ellos, puedas presentar comprobante de ingresos y varios otros documentos. Suelen manejar tasas de interés más bajas pero un mayor número de requisitos para obtener tu préstamo rapido.
  • Préstamo de persona a persona: un novedoso sistema donde inversores prestan a particulares y recuperan su préstamo con intereses. El proceso se hace en línea pero como siempre debes tener cuidado de la institución que lo avala y las comisiones que pueden incurrir para el crédito.
  • Préstamos personales rápidos: la mayoría de ellos puedes solicitarlos por internet tienen tasas de interés más altas, pero requisitos más flexibles.

Donde sea que pidas tu préstamo personal lo más importante es que tengas en cuenta tu capacidad de pago y elijas un plan de pagos con el que puedas cumplir para ir construyendo un buen historial crediticio y luego acceder a mejores tasas.

6. ¿QUÉ PASA SI NIEGAN MI APLICACIÓN PARA UN PRÉSTAMO PERSONAL?

Toma en cuenta que puede haber muchas razones por las que se niega un préstamo personal desde la falta de historial crediticio, documentos incompletos o falta de comprobantes de pago. Cuando ello suceda, existen proveedores como Monily que te ayudan a buscar el mejor préstamo personal para ti.

CONCLUSIÓN

Hoy en día existen múltiples opciones donde solicitar y obtener tu préstamo personal rápido. No olvides checar primero tu capacidad de pago, el objetivo del préstamo y los tiempos de pago para pedir el crédito personal que mejor se ajuste a tus necesidades. Es importante que siempre cumplas con los pagos de tu crédito para poder seguir pidiendo más y a mejores tasas.