porcentaje del cat

¿Por qué es importante el porcentaje del CAT y qué implica para un préstamo rápido?

Uno de los elementos esenciales de cualquier oferta de préstamo (tanto si es un préstamo bancario o no bancario) aquí en México es el porcentaje del CAT (Costo Anual Total de un Crédito) . Conocido en otros países como el APR, tasa porcentual anual, el CAT es una medida estandarizada establecida por el Banco de México para calcular el costo financiero de un crédito.

El CAT incluye todos los costos asociados por un determinado crédito. ¿Qué costos incluye el CAT? Costos como: comisión por apertura, cuota anual, seguros asociados (como de vida o de daños por ejemplo), comisiones por administración mensual, entre otros.

El CAT te permite comparar diferentes ofertas de préstamos aunque sus plazos o periodicidades sean distintas y conocer en término de porcentajes el costo total del producto. Lo único que no incluye el CAT es el IVA.

No se debe confundir el CAT con la tasa de interés de un préstamo, ambos son indicadores distintos. La tasa de interés también se calcula en porcentaje, pero solamente toma en cuenta el costo que aplica el banco por prestar el dinero sin incluir todos los costos extras. Elegir un préstamo con base en la tasa de interés más baja puede entonces no ser la mejor opción.

¿Por qué es tan importante el CAT?

Sin importar si se trata de préstamos personales, préstamos rápidos, o cualquier otro tipo de préstamo, el CAT es un elemento que debe estar presente no solo en el contrato que se firma con la institución -sea bancaria o no- pero también debe estar presente en todo el material relacionado con el préstamo hasta en la publicidad que se usa para promocionarlo.

De esta manera, el CAT permite a cualquier cliente conocer el costo total de un préstamo y así conocer las diferencias entre ofertas para poder tomar una mejor y más informada decisión.

El costo anual total de un crédito no es un valor fijo y puede variar dependiendo de sus mismos componentes como comisiones, el valor de la tasa de interés anual, impuestos y los seguros asociados. Sin embargo, te ayuda a encontrar costos que puedan estar escondidos ya que el CAT es la suma total de los costos que cobra la institución junto con la tasa de interés por un determinado periodo de tiempo (semanal, mensual, anual).

En la mayoría de los casos, el CAT es diferente de la tasa anual de interés ya que incluye todos los otros costos y gastos de la institución como puede ser la investigación inicial, costo por apertura del crédito, penalización por pagos adelantados o por no usar el crédito, comisiones administrativas.

A veces, estos costos no se incluyen en el contrato y por eso el CAT se vuelve fundamental para conocer el verdadero costo de un préstamo personal.

¿Por qué son más caros los préstamos rápidos que los préstamos a largo plazo con pagos mensuales?

En el caso de los préstamos rápidos se sabe que son otorgados rápidamente, pero también deberían de ser repagados lo más pronto posible. Por lo mismo, el CAT se vuelve mucho más elevado que los préstamos de largo plazo donde los pagos se extienden sobre un periodo de tiempo mayor.

En muchos casos, el CAT total puede llegar a excederse del 180%, resultado de multiplicar el interés diario por 365 días, lo que puede dar lugar a cifras astronómicas. Esto no se da con los préstamos a largo plazo, porque el mismo costo del CAT se amortigua en el tiempo. Definitivamente, resulta más sencillo tener un valor real del CAT cuando se elige un préstamo de taza fija que cuando se trata de un préstamos de tasa variable.

Aún cuando el costo anual total de un crédito para un préstamo rápido puede parecer elevado, mientras el prestatario (cliente que recibe el préstamo) se comprometa a realizar sus pagos a tiempo, el valor del CAT no tiene tanta importancia. Sin embargo, si se llega a atrasar en los pagos de cualquier préstamo rápido o préstamo personal, se podrían ver afectados los clientes tanto por las penalizaciones hechas sobre cada día de retraso como en la duración total del préstamo haciendo que éste sea mucho más caro de lo previsto.

Por ello, cuando estudies cualquier oferta de crédito o promoción, es muy importante que consultes el valor total del CAT y consideres si vas a poder realizar los pagos a tiempo, ¡así probarás que eres de los que pide prestado de manera responsable!