pequenos-negocios-prestamo

Errores más comunes que los pequeños negocios comenten al pedir un préstamo

Las pequeñas y medianas empresas también conocidas como PyME se caracterizan por tener menos de 250 empleados en su nómina, así como una facturación anual moderada, además de no contar con amplios recursos económicos para distintos rubros como las grandes empresas razón por la cual para financiar diversas actividades tienen que recurrir a diversas instituciones financieras con el fin de obtener préstamos que les permitan operar con mayor solvencia, así como mejorar su calidad en cuanto a los productos y/o servicios que ofrecen.

En México la importancia de las PyME para la economía local es muy importante ya que representan el 90% de las empresas del sector privado, lo que, por supuesto es una gran contribución para la oferta de empleos, así como para impulsar el desarrollo económico del país, un ejemplo de ello es que en el último censo realizado (2009) se supo que nuestro país cuenta con más de 5 millones de estás empresas que emplean al menos a 27 millones de personas.

Todos alguna vez en la vida hemos necesitado de un préstamo y las PyME no son la excepción, ya sea para abrir el negocio, realizar la primera inversión o bien para mejorarlo, es por ello que los bancos y otras instituciones financieras han diseñado diversos planes que en la práctica pudieran parecer muy atractivos pero que sino prestamos la debida atención a diversos detalles puede llegar a ser una dificultad en lugar de una ayuda, es por ello que los expertos de los portales de Topzaim y Lonify desataron los principales errores que los pequeños empresarios cometen en México al pedir un préstamo los cuales te resumimos a continuación:

Nunca mezcles tus finanzas personales con las de tu negocio

El préstamo que solicites debe de estar orientado para cubrir las diversas necesidades que tu empresa requiere, no para cubrir tus necesidades personales, reconocer y aplicar la diferencia te puede evitar grandes dolores de cabeza.

Nunca solicites más de lo que puedas pagar

En cuestión de economía y finanzas, así como en la vida cotidiana este debería de ser uno de los puntos más obvios, nunca gastar más de lo que ganas, y jamás pedir prestado más de lo que puedas pagar, si lo llegas a hacer esto representará a corto o mediano plazo un grave problema que podrá llevarte hasta la perdida de tu empresa.

Debes definir para que usarás el capital

Antes de pedir un préstamo es muy importante que definas para que lo vas a necesitar y en que, como y cuando lo vas a aplicar, ya que de no realizar este análisis puedes acabar gastándolo en otros rubros y a la larga no usarlo para el fin que lo tenías planeado.

Nunca solicites un préstamo que no te conviene

En México existen una gran variedad de opciones para solicitar un préstamo, analiza cada una de ellas, investiga, pregunta y vuélvelo a hacer, recuerda que siempre podrás encontrar la que más se acomode a tus capacidades de pago, los intereses a pagar, así como los plazos deseados.

Se puntual al pagar tu préstamo

Nunca dejes de pagar a tiempo (o antes) tu préstamo, hacerlo con puntualidad te puede traer grandes beneficios y te convertirá en un cliente más confiable y seguro, recuerda que en algunos casos los intereses por no pagar a tiempo son muy altos.

En conclusión

Solicitar un préstamo en línea se ha convertido en una de las mejores opciones para obtener el dinero que tanto necesitas, solo recuerda cumplir cabalmente con cada uno de estos consejos para llevar una vida financiera estable, que a la larga además de beneficiar a tu negocio y por ende a ti, creara un ambiente en perfecta paz y armonía que se traducirá en empleados más tranquilos y por ende más eficientes, no olvides que un empleado comprometido tiene más lealtad, más pasión por la compañía, mejora su producción y su satisfacción… empleados felices, mayor crecimiento, mejores ingresos, la fórmula que todos siempre hemos deseado.